Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Ciencias Sociales>Psicología>Reseña de Psicopatología del niño y del adolescente

Psicopatología del niño y del adolescente

Reseña del Libro   por:misssomerset     Autor : Rita Wicks-Nelson y Allen C. Israel
ª
 

TRASTORNOS DE ANSIEDAD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Se puede definir la ansiedad o miedo como un complejo patrón de tres tipos de reacciones ante la percepción de una amenaza: respuestas motoras (salir corriendo), respuestas fisiológicas (cambios en la frecuencia cardiaca) y respuestas subjetivas (pensamientos de peligro).

MIEDOS Y FOBIAS

Fobias específicas
Según el DSM-IV este tipo de fobias se relaciona con un miedo exagerado y constante, excesivo o irracional a un objeto o situación específica. En el caso de los niños dicha ansiedad puede expresarse mediante llanto, rabietas, inmovilización o negativa a separarse de sus padres. El miedo debe provocar una angustia exagerada o interferir de modo significativo en la rutina normal del niño, en su funcionamiento escolar o en sus relaciones sociales.

Fobias sociales
La fobia social es un miedo exagerado y constante a actuar de un modo humillante o desconcertante en situaciones sociales. El niño puede expresar la fobia mediante llanto, rabietas u horror a verse envuelto en situaciones sociales con gente que no conoce. Para los niños entre 8 y 12 años de edad los miedos sociales más frecuentes son: hablar en público (leer en voz alta, hacer un comentario sobre un libro, dar un discurso), comer en público, ir a fiestas, hacer uso de los baños públicos, hablar con personas de autoridad, así como hablar de modo informal con sus iguales, padres y amigos.Los encuentros sociales que producen tensión van acompañados de una serie de síntomas somáticos (palpitaciones, escalofríos, sudor, náuseas). Sin embargo, no está claro si los niños experimentan las cogniciones negativas propias de los adultos (pensamientos negativos sobre su actuación social o sobre las evaluaciones que los demás hacen de ellos). Las características de la fobia social en los adolescentes, aunque pueden ser similares a las de los niños, no están claras. Dado que la adolescencia es un periodo de desarrollo durante el cual la ansiedad social es bastante frecuente.

ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

Esta categoría describe a un niño que manifiesta una gran ansiedad ante el alejamiento o separación de su figura de mayor apego. Entre los síntomas figuran: preocupación, angustia, rechazo a ir al colegio, etc. Las explicaciones psicodinámicas afirman que un fuerte apego lleva a que el niño tenga miedo de que le ocurra algo a su madre o a sí mismo mientras dura la separación. Las explicaciones conductuales suponen que el niño ha aprendido una respuesta de evitación debido a alguna asociación entre el colegio y un miedo intenso previamente existente a perder a su madre. Una vez que se produce la conducta de evitación, ésta puede reforzarse mediante la atención u otras recompensas, tales como juguetes o comidas especiales que el niño recibe mientras se queda en casa.

EL NIÑO HIPERANSIOSO

Se describe con frecuencia a niños y adolescentes que se preocupan excesivamente y que manifiestan un comportamiento de miedo generalizado. Estas perturbaciones no se limitan a un objeto o situación en particular, y no están relacionadas con ninguna tensión reciente. Dichos niños parecen estar excesivamente preocupados por su competencia y rendimiento, mostrando hábitos nerviosos como morderse las uñas, trastornos del sueño y dolencias físicas, como dolores de estómago.  

CRISIS DE ANGUSTIA Y TRASTORNO DE PÁNICO

Una crisis de pánico es un periodo de miedo intenso o terror que tiene un inicio repentino y llega a su punto máximo rápidamente.  Se producen espontáneamente sin ningún desencadenante aparente. La angustia se experimenta a través de síntomas fisiológicos: palpitaciones, sudoración, mareos, etc., y síntomas cognitivos: miedo a perder el control o a volverse loco, miedo a morir, etc. Los niños y adolescentes con crisis o trastorno de angustia pueden tener antecedentes familiares de crisis de angustia u otros síntomas graves de ansiedad.  

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

De acuerdo con el DSM-IV este trastorno requiere que el sujeto haya estado en contacto con un acontecimiento traumático en el que haya habido amenaza de muerte o de heridas graves, y en la que el sujeto haya respondido con miedo, impotencia u horror. Ante esta experiencia, suelen producirse dificultades por separación y conductas dependientes. Esto puede manifestarse en la negativa a ir al colegio o en el deseo de dormir con los padres. También puede experimentarse una sensación de vulnerabilidad y de perdida de fe en el futuro. En el adolescente esto puede interferir con sus planes para estudios posteriores  Entre otros síntomas figuran un estado de ánimo deprimido, pérdida de interés por actividades que anteriormente se disfrutaban, irritabilidad y ataques de ira o de agresividad. También puede aparecer un sentimiento de culpa por haber sobrevivido cuando otras personas han muerto.

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO (TOC)

Las obsesiones son pensamientos no deseados, recurrentes e intrusos, mientras que las compulsiones son conductas estereotipadas y recurrentes que el niño o el adolescente siente la necesidad de realizar. Este trastorno engloba tanto las obsesiones como las compulsiones o una combinación de ambas. Se sabe que este trastorno se pdouce en niños menores de 7 años. Entre estos niños tan pequeños, los actos extraños y repetitivos pueden parecerle raros incluso al propio niño. Tanto las obsesiones como las compulsiones ocupan mucho tiempo, pudiendo interferir en las rutinas normales, las actividades escolares y las relaciones sociales. Los rituales de los niños muy pequeños en cuanto a la hora de comer y de irse a la cama son un ejemplo; la interrupción de estas rutinas puede crear intenso malestar.  

Publicado el: 05 julio, 2008   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    desordenes del estado de ánimo Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    que terapia aplicar a un niño hiper ansioso Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    Cuál sería el tratamiento para una fobia específica Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.