Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Medicina Y Salud>Epidemiología Y Salud Pública>Reseña de Coccidiodomicosis: un hongo que afecta pulmón y tejido óseo

Coccidiodomicosis: un hongo que afecta pulmón y tejido óseo

Reseña del Artículo Científico   por:marcelat     Autores: algiani JN. Coccidioidomycosis. In: Goldman L; Ausiello D; eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphi
ª
 
COCCIDIOIDOMICOSIS: UN HONGO QUE AFECTA PULMÓN
Y TEJIDO ÓSEO

La coccidioidomicosis es una enfermedad producida en personas y animales por el hongo dimórfico Coccidioides immitis. Se caracteriza por lesiones granulomatosas en pulmón con posterior diseminación a tejido óseo y en ocasiones a la piel.

En oportunidades se produce un nódulo fibrocaseoso (encapsulado) grande.

Etiología

Crece en suelos semidesérticos ricos en sales y materia orgánica. Al madurar forma en células alternas: artrosporas (pared gruesa a modo de barril) que son infectantes.

Ocasiona, al madurar, enormes cantidades de artrosporas infecciosas.

Dónde se desarrolla

Es característico de zonas áridas y semiáridas, alcalinas, de las zonas endémicas (Valle de S. Joaquín, California, Arizona y Texas en USA, Chaco argentino y Venezuela).

En general el hongo se encuentra en el suelo a 20-25 cm de la superficie (muy frecuente en cuevas de roedores y enterramientos indios donde los residuos nitrogenados existentes favorecen su crecimiento).

Se requiere una corta estación de lluvias para estimular su germinación. Las condiciones de sequía y viento, y el posterior resquebrajamiento del suelo son necesarios para que se produzca la amplia diseminación de las artrosporas.

Contagio

* El contagio surge tras la inhalación de las artrosporas; menos usual a través de la piel.

* Son sensibles al hombre, el perro y el caballo..

Su presentación suele ser esporádica, en oportunidades se originan brotes epidémicos en las zonas endémicas, asociados a factores que favorecen la expansión de las artrosporas.

Esta extensión se relaciona con factores naturales (tormentas de polvo, temblores de tierra, fallas de terreno) o construcciones, excavaciones arqueológicas, prácticas militares).

Patogenia

La inhalación y deposición en el alvéolo pulmonar de las artrosporas es seguida de su ingestión por los macrófagos (glóbulo blancos de gran tamaño con la función de ingerir) y que, sin embargo, su actividad fagocitaria se ve resistida.

Una vez en el seno del tejido pulmonar, la artrospora se hidrata y aumenta de tamaño, mientras sufre una replicación nuclear masiva hasta adquirir unos 60 cm, seguida de endosporulación (genera proteínas tóxicas).

La esférula gigante madura (la forma parasitaria del hongo es seropurulento) contiene entre 200-300 endosporas (bacterias perdurables) que comienzan a crecer y se liberan al estallar el parásito del hongo.

Las endosporas es posible que constituyan nuevas esférulas y colonicen otros tejidos por contigüidad, vía linfohemática, o transportadas por fagocitos, pero a menudo la infección inicial activa los macrófagos, en tanto la liberación de las endosporas desencadena una respuesta inflamatoria intensa y eficaz, que deja una inmunidad permanente.

Pulmón, otros tejidos, óseo, cutáneo, subcutáneo y meningeo

Si la inmunidad celular no es eficaz, la evolución es granulomatosa, más proliferativa en animales y más exudativa (sensibilidad de la piel) en humanos.

En algunos casos puede quedar latente la infección, mientras en otros la enfermedad progresa, trasladándose al pulmón y a otros tejidos, especialmente óseo, cutáneo y subcutáneo y meníngeo.

Se da transmisión transplacentaria en mujeres gestantes. La infección siempre es sensibilizante; las modalidades son más o menos agudas; tienden a ser mortales.

Síntomas

La infección inicial es factible que pase desapercibida o curse con ligeros síntomas gripales.

Las formas progresivas provocan tos y disnea persistente, debilidad, depresión, fiebre intermitente y pérdida de peso. Después llega a producirse osteomielitis (perjuicio en los huesos) con cojeras, abscesos y aborto.

Agudas o crónicas, las formas progresivas no tratadas son mortales.

Muestran cierta tendencia a la supuración.

Tratamiento

Ante el elevado riesgo de infección en áreas endémicas y su peligrosidad, cada vez hay mayor demanda de vacunas eficaces (la infección subclínica inmuniza).

El diagnóstico precoz y tratamiento con imidazoles sistémicos o anfotericina B son eficaces, pero deben ser muy prolongados. En algunas personas la prevención pasiva en trabajos arriesgados requiere mascarillas.

• Cavadores, agricultores, ganaderos y arqueólogos

El hombre es sensible a la coccidiodomicosis, y aunque cualquiera está expuesto a la infección inhalatoria en las zonas endémicas, dada la frecuencia con que se encuentra en el polvo, daña sobre todo a cavadores, agricultores, ganaderos y arqueólogos. Es un proceso emergente muy peligroso entre inmunodeprimidos.

• Médicos, veterinarios y trabajadores de laboratorio

Asimismo, se exponen médicos, veterinarios y trabajadores de laboratorio. De hecho se ha desistido de utilizar Coccidioides immitis como arma biológica por ser demasiado peligroso para los manipuladores por sus efectos letales.

Publicado el: 12 agosto, 2010   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    que medicamento es bueno para conbatir la enfermedad Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.