Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Arte Y Humanidades>Filosofía>Reseña de Segundo tratado sobre el Gobierno Civil

Segundo tratado sobre el Gobierno Civil

Reseña del Libro   por:Behemot     Autores: LOCKE; John
ª
 
Biografía del autor. John Locke (1632-1704). Filósofo, estadista y científico inglés. Es considerado uno de los más lúcidos exponentes de la filosofía iusnaturalista – también llamada contractualista – y el precursor intelectual del liberalismo político. Si la tradición filosófica del mundo antiguo y medieval había trazado – con Aristóteles primero y por Tomás de Aquino más tarde – una línea de continuidad en torno a caracterizar a la sociedad civil – y a la sociedad política, en tanto su prolongación natural – como una entidad de existencia necesaria, los filósofos contractualistas rompen con esta visión, introduciendo en el pensamiento político y social que se desarrollará a partir de los siglos XVII y XVII el principio de que todas las relaciones que dan origen y legimitidad al orden político son establecidas por convenciones o pactos. El mito contractualista sostiene la existencia de un estado de naturaleza que es anterior a la conformación de las comunidades políticas. En la vida natural los individuos actúan libremente sin más límite que aquel que impone la ley natural, pero las limitaciones que encuentran los hombres en este estado de la vida los lleva a la necesidad de asociarse -estableciendo un contrato - para crear una instancia de cooperación y de mediación recíproco, llamada genéricamente estado o sociedad política. Reseña de la obra: Para poder comprender de mejor modo la intención de Locke al escribir su “Segundo Tratado” resulta casi inevitable hacer una digresión para remitirse brevemente al “Primer Tratado sobre el Gobierno Civil”. En el Primer Tratado, Locke refuta al filósofo Robert Filmer, autor de “Patriarcha, or the natural power of the kings” (1680). En aquella obra, Filmer señalaba que el origen de los estados pertenecía al orden natural y, por lo tanto, eran exclusiva creación de Dios. Fue Dios – dirá Filmer - quien delegó a los hombres el ejercicio del poder político, a través del primer patriarca Adán, y, luego de éste, el poder se transmitió hereditariamente a través de los tiempos. De esta manera, concluye Filmer, la legitimidad del poder de los monarcas estará eternamente vinculada con esa delegación divina. El argumento de Filmer fue el elemento central y predominante en la filosofía política premoderna. No hay que olvidar al respecto que el pensamiento político europeo entre los siglos XII y XV giró en torno de las fronteras entre poder eclesiástico y poder secular, a la unificación de las monarquías cristianas y al inicio de los primeros conflictos civiles de origen religioso. Algunos autores señalan que, en realidad, Locke – al escribir su Primer Tratado - pretendía refutar no a Filmer (un tratadista inglés ciertamente mediocre) sino a Thomas Hobbes (1588 – 1679), cuya obra sí tenía por aquellos años una ascendencia intelectual importante entre la Corte inglesa y los sectores políticos Toryes. A diferencia de Hobbes – para quien el mítico estado de naturaleza es una guerra de todos contra todos - Locke sostiene que los hombres en su vida natural ya conforman una comunidad (o sea, que ya hay un primer pacto de asociación) y mantienen entre sí una convivencia relativamente armónica y no necesariamente violenta.
Pero, aun así, los hombres tienen importantes limitaciones que no pueden ser resueltas; entre ellas dos fundamentales: la preservación de la propiedad y la seguridad frente a aquellos individuos que no pertenecen a dicha comunidad (Cap.2). De esta manera, los hombres acuerdan dejar el estado de naturaleza para someterse voluntariamente a la ley civil y conformar una asociación política (Cap. 8) En Locke, la propiedad tiene un valor superlativo que se limita al dominio sobre un bien material en sí: para Locke la propiedad individual es una tríada indivisible constituida por la vida, por la libertad y las posesiones (Cap. 5); de allí que la función esencial y casi excluyente de un gobierno civil es la defensa de la propiedad entendida de este modo, con estricta sujeción a la ley. Incluso, cuando es el mismo gobierno surgido del contrato quien quebranta la ley civil y despoja de la propiedad a los miembros de la comunidad, Locke considera que tal situación da el derecho a los súbditos a rebelarse contra la autoridad (Cap 18). Este ha sido uno de los aportes más significativos de Locke a la teoría política y al derecho constitucional modernos. Estructura de la Obra. Consta de 19 capítulos y, además, se compone por 243 versículos numerados correlativamente. En el capítulo 1, Locke resume las críticas hechas a Filmer en su Primer Tratado, cuestión que retomará en el capítulo 6. Los capítulos 2 y 3 tratan sobre los estados de naturaleza y de guerra, diferenciándose de Hobbes. Los capítulos 4 y 5 versan sobre la esclavitud y la propiedad. Allí desarrolla Locke el concepto triádico de la propiedad. Los Capítulo 7 hasta el 11están referidos al gobierno, a sus orígenes, sus fines y de los diferentes tipos de estado. A partir del capítulo 11, analiza en detalle el funcionamiento del poder legislativo y los equilibrios entre los poderes del estado. Por último, en los capítulos 16 al 19 Locke centra sus atención en las causas que llevan a la disolución de un estado, sea a través de la conquista por otro estado, la usurpación o la tiranía.♠ Ficha bibliográfica: LOCKE, John. Segundo Tratado sobre el Gobierno Civil. Alianza Editorial, 2º reimpresión, Madrid 1996,
Publicado el: 04 marzo, 2006   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    como surgio el contrato ,segun el segundo tratado sobre el gobierno civil ( 1 Respuesta ) Ve todo
  1. Respuesta  :    El contrato, en Locke - a diferencia del moodelo de Hobbes- es de doble naturaleza. Por un lado, existe un pactum societatis que da lugar al nacimiento de la sociedad (los hombres se unen para sobrellevar los escollos de la vida en estado de naturaleza) lugeo el pactum subiectionis, que es el contrato mediante el cual los hombres, que ya vien en sociedad, acuerdan darse una autoridad política. domingo, 18 de septiembre de 2011
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.