Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Arte Y Humanidades>Historia>Reseña de Introducción a la Historia de la Revolución Francesa

Introducción a la Historia de la Revolución Francesa

Reseña del Libro   por:adnerbail     Autor : Michel Vovelle
ª
 
INTRODUCCION A LA HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

Michel Vovelle


Vivir la revolución: El descubrimiento del nuevo mundo

Lefebvre define la mentalidad revolucionaria como dividida en dos diferentes tendencias: el miedo y la esperanza. Esta idea a pesar de ser algo ingenua sigue siendo fecunda. Expresa que la revolución haya sido vivida por unos cuantos años como una “buena nueva”, es decir llena de esperanzas. De esta “aventura” (una forma de decirle a la revolución) solo se conservan algunos aspectos que son estudiados y para ello parten de una mirada al conjunto de los nuevos sistemas de valores vividos y soñados para describir al hombre nuevo, militante, héroe revolucionario, etc. También hablan de las expresiones privilegiadas de esta mentalidad en la práctica política, las fiestas y la religión revolucionaria.

Nuevos valores vividos: El pueblo, la igualdad, la felicidad .

El pueblo, la fraternidad, la igualdad, la felicidad y la virtud son nociones claves para comprender lo que se sentía y se soñaba. La idea de felicidad no tiene relación con lo que se encuentra en la práctica de los parisienses. El concepto “pueblo” es un conjunto de intereses fundamentales. El pueblo es como un personaje colectivo, dotado de un alma. El pueblo no existe en 1789 (el concepto) se solía entender el concepto de “pueblo” como una forma de designar a los franceses. A la medida en que va existiendo el pueblo se define en términos de dependencia, en relación al rey padre. Luego el surge otra imagen del pueblo donde funda la del ciudadano y el patriota que solo se define gradualmente en contraposición al aristócrata. La noción misma del pueblo, tanto en los escritos como en las practicas, se centra en el “pueblo bajo”, el mas desprotegido, la parte que es definida como la mas interesante aunque desdeñada por mucho tiempo. Se relaciona a este sector con una serie de gestos significativos como las vestimentas, el tuteo, y toda una serie de comportamientos típicos.

“¿Qué es una revolución? Es la insurrección del pueblo contra sus tiranos. Es el paso violento de un estado de esclavitud a un estado de libertad”

En este momento se reactiva el sentimiento de unanimidad oficial, se oculta forzosamente la diferencia entre las condiciones sociales, pero este retorno al unanimismo solo puede ser ilusorio en un mundo en donde nada volverá como antes ya que cada uno persigue sus propios intereses personales.

Del Militante al Héroe: El hombre revolucionario

La revolución hace surgir comportamientos como tipos humanos nuevos. ¿Quién ha vivido activamente la revolución? Una minoría muy variable según la época, se demuestra que entre una cuarta parte y la mitad de los hombres han estado presentes alguna vez en sus secciones. Se le conoce como “militantes” a quienes aparecen al menos diez veces, lo que en verdad es un criterio poco exigente, suelen ser una décima parte de los hombres adultos. Esto quiere decir que uno de cada diez adultos urbanos participó en la revolución en su fase mas activa. La edad promedio es de los 40 a los 43 y los jóvenes de 20 a 30 años. La gente que participaba creía fuertemente que la muerte no es nada para quien tiene intenciones correctas y siempre ha sentido pura conciencia. El héroe revolucionario ha defendido por sí mismo la manera en que se representa su destino, esto es, como actividad de descanso, la virtud y el desinterés pero una virtud que tiene como complemento la soledad.

Rostros de la esperanza vivida: del Club a las fiestas .

Más que una serie de aventuras individuales, la revolución fue vivida en términos de encuentro. La primera forma de encuentro se halla en la práctica misma de la acción política. Surge una nueva forma de sociabilidad. Francia se cubrió de una red completa de sociedades populares. La fiesta revolucionaria es el lugar privilegiado en que se materializa aquel sueño de una sociedad nueva y un mundo ideal. El tema estaba de moda y es justo que así sea pues ahí se concentraban todos los sueños del momento. Se ve la alegría y el goce de todos. Es un encuentro ideal en donde se supera la distinción entre los actores y espectadores y las adaptaciones que se hicieron desde el tratado de cabanis de 1791 que deseaba una fiesta de expansión y fusión de los corazones. En aquella fiesta se encuentra un fin de enseñanza y un medio de condicionamiento colectivo. A pesar de estas fiestas las ceremonias litúrgicas conservan su importancia. Pese a todas las ilusiones unanimitas de la revolución burguesa se elabora un nuevo estilo cuya expresión se halla en la serie de fiestas de la federación con el fin de eliminar tensiones y comunicar alrededor del Altar de la Patria. La pregunta es, ¿podría ser esto una nueva religión?

¿Una nueva religión?

La revolución francesa fue vivida como aventura religiosa, lo cual, sin duda, constituye otro tema que a pesar de que no se ha razonado hasta ahora puede ser esencial para responder a la pregunta. Hubo santos patriotas, creencias, fe, una búsqueda de algo; del cambio, de la felicidad, etc. Se creía la revolución como el comienzo del final de los tiempos, el anuncio del milenio…. Se comenzó a tener fe en la razón y la afirmación de la razón tenia como fundamento una liberación al rojo vivo, formulada en términos de rechazo violento.

Publicado el: 22 julio, 2009   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    necesito bajar gratis el libro de vovelle introduccion a la revolucion francesa Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.