Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Arte Y Humanidades>Reseña de El argumento de autoridad versus el proceder crítico-reflexivo.

El argumento de autoridad versus el proceder crítico-reflexivo.

Reseña del Artículo   por:ednushka     Autor : Tiago Gomes Landim
ª
 
A continuación presento un resumen de una lectura que les recomiendo ampliamente pues seguramente les servirá para la crítica y el análisis personal, a pesar de que se trate de una lectura dirigida a los pedagogos. Al final presento la ficha bibliográfica. "Toda reflexión es, cuando mucho, una tentativa nunca realizable de tocar la verdad en su totalidad. Mentes espacio-temporalmente limitadas con pretensiones de pensar la absolutidad. Este nuestro sueño a veces nos ciega los ojos y nos hace creer que nuestras reflexiones son el abarcar esta verdad absoluta: señores que somos de un mundo fantástico que se pretende real." El modo de proceder argumentativo más utilizado es el argumento de autoridad: "el pensador, al proponer una línea de reflexión trata de inmunizarla de posibles cuestionamientos, haciéndonos creer que él dispone de un fundamento incorruptible." El dogmatismo no permite que alguien se arriesgue y presente una duda sobre esta reflexión. ¿Pero es legítimo que seamos obligados a callar o es legítimamente aceptable la auto-inmunización? "En realidad, cuando se utiliza el argumento de autoridad, se está huyendo de llevar sus argumentaciones hasta las últimas consecuencias, o sea, en vez de confrontarse con todos los cuestionamientos que puedan ser hechos a su teoría, la persona que recurre al citado argumento impide que el conocimiento alcance grados superiores al que ella fue capaz de llegar. El problema no sería, entonces, que el que cuestiona no tenga necesariamente alcanzado el mismo punto de la persona que propuso la tesis, sino que también puede que él tenga ultrapasado dicha tesis y perciba elementos que no fueron comprendidos por todos los anteriores, mismo que estos merezcan el respeto y la admiración que le es debido, pero nada más que esto." Por eso esta lectura es una crítica al dogmatismo y a sus seguidores. Por el contrario: "La tarea de la filosofía es, según esta postura argumentativa, la búsqueda de los fundamentos de todo argumentar coherente. Es decir, el método reflexivo... trata que el argumento se vuelve sobre si mismo en búsqueda de la fundamentación de su propia argumentación. Filosofía sería, entonces, la búsqueda reflexiva de los fundamentos de todo" "¿cómo sería una educación sacada del modo de argumentar que siempre parte del argumento de autoridad...? ¿Qué sería de un educador que no admite cuestionamiento de puntos de su teoría y que deslegitima a quienes plantean hacerlo? ¿Qué tipo de educación puede surgir de un modo de filosofar que ya parte de ciertos dogmas? Detrás de esto "Siempre hay la famosa e hipócritamente encubierta vanidad personal que, por veces, impide que el diálogo fluya libremente y que el único criterio sea la búsqueda de la coherencia argumentativa.
" Defender tan arduamente una teoría crea constructores de murallas que impiden el avance de aquellos que desean intentar alcanzar la verdad. "El modelo educacional que puede surgir de aquí es de veras desesperanzador: la educación sería vertical, dogmática, el educador sería única y exclusivamente el profesor, que, dueño absoluto del conocimiento, repasaría las verdades, prontas e incuestionables." Se inhibe al estudiante expuesto al ridículo por no tener los conocimientos debidos o no ser intelectualmente capaz de obtenerlos, cuando más bien se protege la vanidad (inseguridad) del educador con la inseguridad (vanidad) del educando que no desea ser visto como incapaz. El educador vanidoso mata descaradamente el espíritu creativo del educando. Impedir que el educando cuestione todo lo que quiera es impedirlo de hacer avances que podrán ayudar a la Humanidad. El verdadero filósofo es el que nunca parte del presupuesto de que algo no puede ser cuestionado. El modo de proceder crítico-reflexivo permitirá un comportamiento informativo y formativamente abierto para todos los cuestionamientos y que estos sean considerados válidos aunque no todos en el mismo nivel. No se puede considerar la validez de la inmunización del conocimiento, así como no se puede aceptar como legítima la postura del profesor que se pone a sí y a sus conocimientos como intocables por cualquier cuestionamiento. El educando deberá conocer determinados conocimientos históricos, pero no por cuenta de un autoritarismo vacío, sino para poder recrear los conocimientos que la Humanidad ha consolidado, preservando y promoviendo la vida en todas sus instancias y estadios o fases de desarrollo o transformación. De este modo, el autor deja abierta la pregunta: ¿Cómo sería una pedagogía pautada en estos elementos aquí presentados? Gomes Landim, Tiago (s/e), "Dos modos de fundamentar filosófico y sus implicaciones pedagógicas", en Foro de Educación. Pensamiento, cultura y sociedad, Brasil; disponible en http://www.forodeeducacion.com/numeros5_6/009.pdf
Publicado el: 09 abril, 2008   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.