Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Arte Y Humanidades>Reseña de Un drama bien parisino

Un drama bien parisino

Reseña del Artículo   por:itodolopuede     Autor : Alphonse Allais
ª
 
Sobre “Un Drama bien parisino” Mi interpretación personal del texto “Un drama bien parisino”, obra escrita por el francés Alphonse Allais (1.854-1.905) e incluida en la recopilación “A torcerse”, historias Chatnoirescas (1.891) y la cual se basa en la historia de los amores y desamores de una pareja y de cómo lograron ser felices. Esta obra es una paradoja enmarcada dentro de dos inconsistencias, con constantes llamadas al lector, engaños, burla. El autor nos plantea un texto dividido en siete breves capítulos y entrelazados cada uno de ellos con una cita, en la cual se resume en forma sucinta de lo que trata el próximo capítulo. Esta redacción, alejada de lo tradicional y que dicta una frase o sentencia al comienzo, un dialogo a veces insinuado que más parece un comentario del narrador y en apariencia todos ellos como partes separadas del conjunto, cuando es en definitiva esa estructura -- tejida a retazos-- la que le da al lector las pistas y le revelan la clave de la intriga. En todo esto hay una unidad. ¿Cómo podía faltar lo esencial? A pesar de que el autor Allais es considerado como integrante de la corriente de humoristas del llamado “humor ácido ¿En este texto hay humorismo o es un drama, como lo dice su titulo? En el primero de los supuestos el texto nos dejar ver una burla a la pequeña burguesía, representada por la pareja protagónica, hecha con un lenguaje de escritura ligera e irrespetuosa y con un sentido de lo absurdo marcado por las inconsistencias dentro de la trama y su resolución. En el segundo supuesto, las citas o breves resúmenes coloquiales antes de cada capítulo –a pesar de ser bastante especificas- en definitiva son insuficientes para darle al texto un tinte dramático. Más bien parecen indicar el pensamiento o carácter del autor, que limitar el texto a un género, bien sea como drama o humor. De esa manera se estaría de acuerdo con Benedetto Croce, quien rechazaba las clasificaciones por género como impropias y extrañas a la obra literaria. En la relación de la estrafalaria pareja Raúl y Margarita: romance, disgustos, reconciliación, dudas y celos, hay la critica de lo que puede hacer a una relación la falta de comunicación: no dejarles alcanzar la felicidad por culpa de los malentendidos. Se juega con un lenguaje de contradicciones a la hora del encuentro de los cónyuges en el sitio planeado para la cita: El Baile de los Incoherentes.
Ya el mismo nombre indica que se sucederán tanto situaciones inusitadas como inconsistencias. Observemos estas dos últimas: 1) ¿Cómo sabía cada uno del disfraz con el que tendría que ir al Baile? Los mensajes anónimos solo nombraban el disfraz con el cual iría el otro cónyuge, no el propio. 2) Si ella no era Margarita, ni él Raúl ¿Por qué se sorprendieron al verse, si no se debían de conocer? Una interpretación es que cada uno mandó el mensaje al otro, así sabría cada quien el disfraz a llevar sin necesidad de que se lo dijese el mensaje. ¿O fue que cada quien recibidos los mensajes, mandó después a otro en su lugar? Así comprobaría la infidelidad del otro cuando se lo contaran, pero no estarían expuestos él o ella en forma directa. Otra pudiera ser que: Habiendo recibido uno el mensaje con la cita para el baile, se lo envió al otro en los mismos términos. De esa manera sabría el disfraz con el cual iría su cónyuge y el propio. Estas dos inconsistencias enmarcadas dentro del Capítulo VI y lo absurdo de la conclusión voluntaria dada por el autor en el “desenlace feliz para todos, salvo para los otros” (es de suponer que los otros son quienes se meten en lo que no les concierne) y más adelante “que fueron perfectamente felices”, dejan con muchas preguntas al lector. Lo cierto es que después del baile, terminó la duda y la desconfianza entre los cónyuges. Para concluir hay que decir que se podrán especular muchas respuestas, pero queda clara la intención burlona del autor en el universo del discurso, relacionado con la época en la cual fue escrita la obra (finales del siglo XIX), donde el humorismo con tono mordaz comenzó a marcar las generaciones próximas.
Publicado el: 15 septiembre, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.