Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Novelas Y Telenovelas >Reseña de El Pórtico de Jenófanes

El Pórtico de Jenófanes

Reseña del Libro   por:felixlondono     Autor : Mauricio Vélez U.
ª
 
El pórtico de Jenófanes, escrito por el profesor Mauricio Vélez Upegui, es un libro en el que aprovechando la breve jornada de regreso a casa, Jacobo, el protagonista, apresurando su paso hacia el oriente de la ciudad, desarrolla una duradera jornada de reflexión, un metálogo, acerca del problemático campo de la educación. Entrama el breve y casi accidentado tránsito físico, lluvioso y neblinoso, a la hora del crepúsculo por el territorio geográfico de sus afectos con el, también muy caro a sus querencias, discurrir mental de los llamados viajes inmóviles por la intrincada urdimbre de los hilos de su pensamiento. Varias son las voces, entre la ficción y una inagotada y permanente indagación sobre diversos aspectos que conciernen a la vida académica, las que nos acompañan en este elaborado transcurso del cuerpo y de la mente por el laberinto de la evocación: “caminar se erigía en una manera particular de viajar, así el viaje implicara, en este caso, un vacilante periplo por los arrabales de la memoria.”   Siempre nos han sorprendido los laberintos. Los míticos, como el de Creta, y sus múltiples realizaciones que de ellos han sido plasmadas en la literatura. La primera mirada inquisidora del ser humano sobre su espejo, sobre si mismo, dio lugar a una  pregunta originaria sobre el sentido de nuestra existencia haciendo visibles con ello, de repente, los muros, las escaleras y las puertas de lo que hoy constituye el inconmensurable dédalo del pensamiento. Este libro es ante todo un laberinto, con tantas puertas y sendas como las miríadas de preguntas que el protagonista le deja planteadas al lector en el espejo de su lectura en torno a cada uno de los temas abordados en el texto: los programas de las asignaturas, los territorios del aula, la noción de problema, la academia investigativa, el tormentoso ámbito de las matemáticas, el espacioso universo de la lectura, la evaluación, el verbo dictar, y un sinnúmero de otros temas atravesados por la noción de los encuentros.   En este libro el alma de las preguntas configura el hilo de Ariadna que nos lleva de la mano por los vericuetos del laberinto. Es en torno a la esencia inquisidora que el autor formula su duda metódica.
Inspirado en otro texto, Sócrates Café. Un soplo fresco de filosofía (Cf. PHILLIPS, Christopher. México: Editorial Planeta, Temas de hoy, 2002), el autor nos instala en una versión moderna y tropical de lo que siglos atrás pudo haber sido un escenario socrático: un grupo de no más de quince circunstantes sentados en sus sillas formando un semicírculo, y un ser humano, un actor en el centro, con una taza de café en la mano, representando el papel de Sócrates. Más allá de lo formal o lo informal de la congregación importa el conversar. Un conversar que supera la simple forma de una lectio o de una  disputatio para centrarse en la esencia de la quaestio, un concernido ejercicio dialéctico fundado en una permanente indagación.     Declaro estar llegando al final, a la Z, de esta suerte de reseña, y resulta oportuno señalar que el libro, haciendo eco a lo tocante con el pórtico en el título, se funda en unas sólidas columnas. A lo largo del texto, saltando en el azar del alfabeto, considerando el amplio espectro de la historia, desde la distante geografía cruzando por nuestra propia parroquia, el libro desarrolla, haciendo uso concernido de la convención de las comillas, un dialogo permanente con diversas fuentes y autoridades enunciativas. Desde Aristóteles, pasando naturalmente por Jenófanes, hasta llegar a Zuleta, el lector encontrará mucho más que una centena de reflexiones autorizadas sobre educación, filosofía y tantos otros temas relacionados en los que, a la hora de preguntarnos sobre el ser de nuestro ser, deriva y se nutre el permanente lenguajear de los humanos. Hablando del alfabeto, también es pertinente señalar el público objetivo. Siendo una reflexión sobre diversos aspectos que conciernen a la vida ac
Publicado el: 05 febrero, 2008   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.