Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Infancia Y Juventud >Reseña de Yo te curaré, dijo el pequeño oso

Yo te curaré, dijo el pequeño oso

Reseña del Libro   por:TeresaCardenas     Autor : Janosch
ª
 
"Yo te curaré, dijo el pequeño oso"

El pequeño tigre salió del bosque cojeando, no se sentía bien, tan mal se sentía que quedó tendido en medio de la pradera. Al instante llegó el pequeño oso, le preguntó que le sucedía, el tigre le contó que estaba muy enfermo y que le dolía todo su cuerpo. Fue así como el pequeño oso tomó en brazos a su amigo tigre y lo llevó a casa. Una vez estando en casa lo puso sobre la mesa y comenzó a vendarlo como un médico de verdad, comenzó por la zarpa, luego las piernas, la espalda, en fin por todos lados, hasta que lo vendó por completo. Una vez que el tigre ya estaba vendado se sintió un poco mejor, pero solo por un momento, ya que al poco rato volvió a sentirse peor.

Al ver al tigre tan enfermo, el pequeño oso decidió cocinarle algo, le preguntó cuál era su plato favorito, a lo cual el tigre contestó que era trucha saltarina con salsa de almendras, pero el pequeño oso le dijo que eso no tenía, y le dijo que pensara en otra cosa, entonces el tigre le dijo que quería macarrones con salsa de almendras, pero el pequeño oso tampoco tenía. Finalmente el pequeño oso le ofreció sopa y pequeñas frambuesas del jardín, ya que eso si tenía.

Una vez que el pequeño tigre se lo tomó logro sentirse un poco mejor, pero al igual que antes, volvió a sentirse mal, esta vez quería dormir. El pequeño oso le preguntó si quería dormir en la cama, el tigre le contestó que quería dormir en el sofá de terciopelo con las almohadas blandas, sin pensarlo el pequeño oso lo acostó ahí y lo tapó con la manta de leopardo. Entonces el pequeño tigre durmió un rato, pero cuando despertó volvió a sentirse mal. Ahora sentía deseo de tener visitas, entonces el pequeño oso fue al jardín a llamar a la tía oca y le pidió que viniera a visitarlo. La tía oca le llevó jugo de nube, el tigre se lo bebió, por un momento se sintió bien, pero al rato nuevamente se sintió mal, quería recibir más visitas, al rato llegaron la liebre de los zapatos veloces, quien al ver tan enfermo al tigre dijo que debería examinado por el doctor Regadera, en el hospital de animales. Aquella noche el pequeño oso durmió junto a su amigo tigre, él pensaba que eso lo ayudaría a sentirse bien.

Al día siguiente el pequeño tigre volvió a sentirse un poco mejor, tanto así, que decidió sacarse las vendas, pero el alivio le duró solo un rato, ya que nuevamente se volvió a sentir mal, lo único que quería era ir al hospital. El fuerte lobo y el fuerte macho cabrío lo trasladaron en una camilla, el pequeño oso les pedía que fueran con cuidado. lo acompañaron la oca, el elefante bondadoso, el pato amarillo, la liebre del bosque, un ratón, un zorro, un perro, el erizo y el burro viajero. Después de mucho caminar llegaron al hospital, ingresaron primero por una puerta grande y luego por un largo pasillo, la enfermera Lucía, quien era una pata bondadosa, les dijo que lo llevarían a la habitación número cinco, en esta habitación también estaba el zorro con una pata rota, ya que había peleado contra el león y que lo había vencido, pero todo era mentira, lo que le había sucedido era que había querido robar gallinas y se había agarrado una pata con la puerta.

En el hospital la enfermera Lucía bañó al tigre y le puso un camisón limpio, luego de examinarlo y darle su plato favorito de comida le hicieron un examen de rayos X.

Finalmente el doctor decidió operarlo, pero antes fue el turno del zorro, quien muy valientemente soportó la inyección. Después de la operación el tigre estaba curado, esa noche su amigo, el pequeño oso, durmió a su lado, ansioso, esperando que amaneciera para llevarse a su amigo tigre a casa.

Al día siguiente vinieron todos sus amigos animales a buscarlo, nuevamente se dirigía a casa. Sólo deseaba el próximo año volver a enfermarse para que su amigo el pequeño oso lo volviera a cuidar.
Publicado el: 28 agosto, 2011   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    como se llamaba el doctor que atendio al pequeño oso Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    observa las paginas 24 y 25 : el carnero y el lobo llevan en camilla al pequeño oso: le siguen los demas animales.escribe elnombre de los animales que faltan Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.