Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Biografías>Reseña de El almirante Miguel Grau (1834-1879): una aproximación biográfica

El almirante Miguel Grau (1834-1879): una aproximación biográfica

Reseña del Libro   por:EsperanzaNavarro     Autor : Jorge Ortiz sotelo
ª
 

Aun cuando existe un gran número de libros y artículos referidos a la vida del mayor héroe naval peruano, don Miguel Grau, y pareciera que se hubiesen agotado los filones para sacar a la luz nuevos aspectos de su trayectoria y personalidad, este libro ofrece nueva información, como la carta inédita escrita por Grau en noviembre de 1862, en la que refiere su frustrado viaje a la Polinesia en busca de colonos canacas. El capítulo inicial comprende desde 1834 a 1842, sobre los primeros años del marino. Describe su entorno familiar en Piura y Paita; se detiene en la figura del padre, Juan Manuel Grau y Berrio, colombiano prócer de la independencia del Perú; cuenta aspectos de su vida desde que decidió afincarse en esas tierras norteñas. Describe el histórico puerto de Paita, donde a finales de 1842 se le ubica a Miguel con su padre, quien había sido nombrado vista de aduana. El siguiente capítulo, que va de 1843 a 1854, encuentra ya a Miguel, de ocho años de edad, junto a su hermano Enrique, de once, puestos al cuidado de Manuel Francisco Herrera Castellanos, capitán del bergantín granadino "Tescua", para aprender el oficio de la mar. El niño embarcado a esa temprana edad va a ser protagonista de un hecho por demás novelesco, como es el naufragio de su nave y el rescate providencial. Relata cómo después del incidente, vuelve el pequeño Miguel a hacerse a la mar, siempre bajo la protección de Herrera, esta vez a bordo de la goleta "Florita". A partir de entonces, el autor logra reconstruir los embarques que durante tres años realizó la goleta. Cuenta luego que, a mediados de 1846, con doce años de edad, Grau sienta plaza a bordo de la fragata ballenera norteamericana "Oregon"; de allí en adelante, lo sigue en su largo periplo en la marina mercante, al lado de viejos lobos de mar, etapa de su vida que habría marcado la vida del adolescente forjando al futuro marino y jefe naval. El tercer capítulo, encuentra a Grau en el año 1854, con casi veinte años de edad, postulando para formar parte de la Marina de guerra. Su padre solicita el ingreso al servicio naval de sus dos hijos, Enrique y Miguel, para ser admitidos como guardiamarinas. Grau habría sido exonerado de los estudios en el Instituto naval militar gracias a su dominio de la náutica. Ya en la Marina de guerra, sirviendo en la fragata "Apurímac", Grau encuentra a su amigo de la infancia. Montero, con quien a partir de entonces cimentará una amistad con pasiones políticas compartidas, como su apoyo a Vivanco, que los lleva a sublevarse contra el gobierno de Castilla. A consecuencia de este episodio, Grau es dado de baja en 1858. Por lo cual, nuestro personaje regresa a la marina mercante en el lapso de 1858 a 1863. Al mando del bergantín goleta "Maria Cristina", realiza diversas travesías por la costa norte del Perú. A principios de marzo de 1862, Grau toma el mando del bergantín "Apurímac". Aquí se da inicio a un episodio poco conocido de su vida, su relación con el tráfico de canacas, del cual, sin embargo, emerge incólume la imagen humana e intachable del futuro héroe de Angamos. Con referencia a este viaje a la Polinesia y el naufragio en la isla de Tongareva, el autor cita a H. E. Maude, en "Slavers in Paradise: The Peruvian Labour Trade in Polynesia. 1862 1864 (Canberra, Australian Nacional University Press, 1981), y presenta el facsímile de la carta que Grau dirigía al misionero de Tafuni el 14 de noviembre de 1862, pidiéndole conservase los restos del bergantín "Apurímac" y goleta "Manuelita Costas", documento desconocido en el Perú. Los demás capítulos tratan de su retorno al servicio, su estadía en la Pacific Steam Navigation, de 1868 a 1876, cuando asume el mando del legendario monitor "Huáscar". Y, finalmente, la Guerra del Pacifico, la increíble campaña naval en que se erige como figura legendaria, hasta su inmolación en el combate de Angamos el 8 de octubre de 1879, que es su tránsito a la gloria.


Para mayor información sobre Grau, haz click en el enlace relevante que aparece abajo:

Publicado el: 04 mayo, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.