Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de Genesis

Genesis

Reseña del Libro   por:JavierPalacios     Autor : The Bible
ª
 
“Génesis” es una palabra de origen griego que significa “origen”. El libro del “Génesis”, escrito originalmente en hebreo, suele editarse junto a otros libros. Es un texto sagrado para varias religiones, que por comodidad denominamos judía, cristiana y musulmana. Para las ediciones basadas en manuscritos griegos, que también quiere decir cristianas, al volumen completo se lo llama Pentateuco, Antiguo Testamento o Biblia, de acuerdo a la cantidad total de libros que incluye junto al Génesis.
Su escritor, y el año en que lo escribió por primera vez, se desconocen. Algunos eruditos lo suponen escrito por primera vez hacia el año 800 a.C., en hebreo. El Génesis consta de 50 Capítulos donde se narran varias historias, entrelazadas ligeramente por la cronología y el parentesco de sus protagonistas masculinos. Las más extensas y populares son: la creación del universo y de la raza humana para que habite el paraíso, su expulsión del mismo, un fratricidio, un diluvio, la inacabada construcción de una torre, la promesa de una tierra mejor, el aniquilamiento de ciudades, un intento de filicidio, la promesa a un hombre de que su descendencia será un pueblo elegido, la historia de un joven que, vendido como esclavo, llegará a próspero consejero real merced a sus artes adivinatorias.
El carácter sacramental del libro del Génesis, su importancia cultural y su popularidad, han determinado una copiosa producción erudita. Nada se podría decir aquí que no haya sido dicho antes y mejor. Solo recordar que aquello que creemos saber suele ser distinto de cómo es. La lectura atenta del Génesis nos depara varias sorpresas. En el Capítulo 1, a Dios le toma seis días la creación del universo, del hombre y de la mujer, tomándose el séptimo día, el sabáth, en español sábado, para descansar. Que Dios crea la luz el primer día y el sol en el cuarto ha sido señalado muchas veces. Hay muchas más incongruencias, o licencias, para quien quiera encontrarlas. Más interesante es que no hay ninguna explicación de por qué Dios crea el universo. Fin del Capítulo.

Pero al comenzar el Capítulo 2 surge una sorpresa: se repite el relato de la creación. Sin embargo, no es igual. Dios no crea simplemente al hombre y a la mujer, como en el Capítulo 1, dentro de los seis días. En el Capítulo 2, pasado ese tiempo, Dios forma al hombre con tierra y sopla en su nariz, dándole vida. (Alguna etimología asocia la palabra “adam” (hombre) con “adamá” (tierra)). Dios, luego piensa que “no es bueno que el hombre esté solo”. Entonces, duerme a Adán, toma una costilla suya, cierra la carne, y de la costilla hace una mujer. Al margen de que los antiguos debieron observar detenidamente los cadáveres, nos encontramos aquí con un Dios pensante y solitario, del que sabemos lo que pensó. Y que reflexiona y perfecciona su obra. Pero ¿por qué hay dos versiones del mismo hecho?
Es curioso que las dos versiones hayan subsistido a lo largo de los siglos, cuando algunas de las religiones que consideran al Génesis como un texto sagrado reclaman la fidelidad exacta a su letra.Más sorpresa nos causa que estas dos versiones asignen a Dios dos nombres distintos. En una versión se lo llama Elohim; en la otra Yavhé (o Jehová).

Etimológicamente, Elohim viene de “eloha” (dios). Pero el sufijo “–im” es el plural masculino; Elohim quiere decir, entonces, “los dioses”.De aquí que se suponga que existen dos versiones que se entremezclan: la elohísta (versión E) y la jehovista (versión J).Esto llevó a pensar que las dos versiones corresponden a dos autores. El escritor E, trata de imponer su novedosa idea de un único Dios. El escritor J, posterior, no precisa esta transición. Supone esta teoría que los proto-hebreos eran politeístas y que, para convertirlos al monoteísmo de forma segura, las mitologías antiguas debían ser eliminadas gradualmente. Si acordamos con esto, los supuestos “errores” pueden verse bajo otra luz.
El comienzo del Génesis, el Capítulo 1, empieza diciendo:“En el principio creó Dios (Elohim) el cielo y la tierra. Pero la tierra era un caos (tohu v’bohu) y las tinieblas (joshej) estaban sobre la faz del abismo (tehom), y el espíritu de Dios (Elohim) flotaba sobre la superficie de las aguas (hamaim)".
Es decir, Dios crea la tierra y el cielo, pero cuatro entidades existían ya, sin que Dios las creara: el caos, las tinieblas, el abismo y las aguas. ¿Quiénes o qué son estas entidades? Siguiendo la lógica monoteísta, ¿cómo pueden existir si Dios no las ha creado? Es así como las tinieblas, el abismo, el caos, todos dioses antiguos conocidos y venerados por los proto-hebreos, sucumben ante el nuevo Dios, el que comienza a ser el único Dios, pero su nombre, Elhoim, conserva la base politeísta, para aplacar el golpe del cambio.
Por un lado, en el Génesis se afirma que existe un solo Dios; por otro, se insinúa que ése único Dios venció a otros dioses. A lo largo del texto se usará uno u otro nombre para designar a Dios, pero rara vez ambos en el mismo pasaje.

Leer este libro con atención permite redescubrir individualmente unas historias que creemos haber leído, pero que solo conocemos como mitos orales, y que ya no recordamos cuando los escuchamos por primera vez.
Publicado el: 29 noviembre, 2006   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    cuando piensa el hombre o en que momento ( 1 Respuesta ) Ve todo
  1. Respuesta  :    Cuando se detiene. martes, 31 de julio de 2012
Traducir Enviar Enlace Imprimir
  1. 1. cristian

    este año en jesusalen

    adonay creo el universo con la palabra y la palabra es la revelacion:jesusalen.

    1 Puntuación domingo, 13 de abril de 2008
X

.