Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de IONESCO Y EL TEATRO ACTUAL

IONESCO Y EL TEATRO ACTUAL

Reseña del Libro   por:Alvaro     Autor : Garasa
ª
 
Ionesco: “Siempre he pensado que la verdad de la ficción es más profunda, más cargada de significación que la realidad cotidiana. El realismo se queda corto con respecto a la realidad. La disminuye, la atenúa, la falsifica. Presenta al hombre en una reducida y extraña perspectiva. La verdad está en nuestros sueños, en nuestra imaginación.” Antecedentes del teatro absurdo: Tiene influencias del surrealismo. Ionesco: “Creo que un escritor debe poseer una mezcla de espontaneidad, de impulsos subconscientes, y de lucidez: una lucidez que no tema cualquier cosa que la imaginación espontánea pueda engendrar” A Ionesco lo distanció del surrealismo el hecho de que su aceptación suponía una adjunción de la inteligencia. Influencia del Colegio de Patafìsica, la ciencia de lo particular, de las excepciones. Las generalidades no hacen más que oscurecer la realidad. Cada acontecimiento determina su propia ley. Ionesco tiene influencia de Antonin Artaud, acepta su idea de teatro total, no subordinado a la palabra hablada, pero acusa a Artaud de incapacidad y dogmatismo. Influencia de tres autores: Pirandello (mezcla lo serio y lo cómico en lo grotesco), Kafka (un mundo alucinado), Brecha (el teatro no es la realidad, los personajes son actores, distanciamiento y alineación). En la primera mitad del siglo XX cayó el racionalismo y surgieron varios movimientos artísticos que trataban de orientarse en un universo en que la lógica había sido desterrada. Pero en un mundo en que la lógica está ausente, se pierde la justificación necesaria de la existencia, el hecho de existir no es lógico ni justificado. Y la existencia sin justificación es absurda. Esta noción se un mundo absurdo y gratuito no era grata y sosegada. Resultaba más cómodo dejarse mecer por la creencia de las leyes universales. El hombre de Becket está sumergido en un universo sin significación. Sus momentos de lucidez lo incitan a buscar una razón del mundo y de sí mismo, pero no aportan ninguna revelación, sólo el sufrimiento, y entonces se asume en hábitos que, aunque lo atormenten, al menos lo apaciguan momentáneamente. Por desgracia el hombre es un ser pensante y no puede eludir ciertas preguntas sin respuesta sobre su entidad o su rumbo final. Ionesco: todo es contradicción. En el teatro de Ionesco no existen las relaciones habituales y por lo tanto no pueden sacarse conclusiones por inducción. Ninguna experiencia tiene conexión con la precedente o con la posterior. Al ser todo fenómeno imprevisible y digno de asombro, se pierde la diferencia entre lo fantástico y lo habitual, entre lo extraordinario y lo habitual. La absurdidad de cada hecho individual es comprendida en la absurdidad total de la existencia (“nada me parece más improbable que otra cosa, pues todo se reduce al mismo nivel. Aquellos que no tienen el sentido de la absurdidad de la existencia pueden por azar descubrir que esta o aquella cosa pueden ser falsas.
Para mí es su propia existencia lo que parece inimaginable y así nada dentro de esta existencia tiene el poder de despertar mi asombro”). La actitud de Ionesco frente al absurdo fue cambiando en todo su teatro. En un principio había una total oposición a la lógica mediante un despliegue de la anti-lógica. Incongruencias incompatibles, silogismos falsos, deducciones sin principios generales e inducciones sin evidencias particulares, analogías inconsistentes, conclusiones antojadizas, asociaciones entre términos disímiles, causalidades descabelladas, anacronismos… (La cantante calva). Este irracionalismo total y absoluto puede llegar a ser tan sistemático como el propio racionalismo (en su afán de reflejar lo ilógico sólo obtiene un espejo invertido de lo lógico). Lo que Ionesco se proponía era lo contrario: mostrar una realidad en que cualquier posibilidad de sistematización se vea invalidada por la libertad del sujeto y la anarquía del mundo. Y La experiencia inmediata se confunde con experiencias pasadas y las memorias del pasado se esfuman een un presente perpetuo y efímero; (la escena de los esposos Martin en la Cantante Calva, según Ionesco dichos términos de la diagramada realidad de la vigilia pueden desconcertar, incluso producir vértigos y pesadillas, ya que nada tan tremendo para el hombre, como aquello que se sustrae a sus pautas habituales). La tarea de Ionesco resulta profundamente racional, un intento de la razón de extender su reino hasta las más impenetrables tinieblas de lo irracional, aquí recide su diferencia con el surrealismo. Se puede comparar este concepto de irracionalidad con el de Kafka, en los dos se da una distorsión de la realidad, la cual incita a una visión más abarcadora y honda de la realidad; ambos escritores son pesimistas. En Kafka esta inadecuación del hombre es un resultado de la culpa, en Ionesco hay también una conciencia de culpa (Berenger) pero sobre todo hay un incontenible sentimiento de libertad absoluta que sólo puede darse en una prescindencia total de la lógica. Pero la infinitud de esa libertad excede la capacidad humana y así ese sentimiento produce angustia y temor.
Publicado el: 19 agosto, 2005   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    q es el teatro actual Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    conclusiòn Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.