Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de En algún lugar del tiempo

En algún lugar del tiempo

Reseña del Libro   por:sergiogvh     Autor : Richard Matheson
ª
 
Me produjo una extraña sensación tropezar con esta novela de Matheson. Vi la película que se hizo en base a ella, que en Argentina se llamó Pide al tiempo que vuelva, en 1987 o 1988, cuando me puse al día gracias al video con filmes que ya tenían algunos años (esta es de 1980). Pero entonces, tal vez porque no aparecía la información en la caja o porque no presté atención a los títulos, no supe quien había escrito el libro original y el guión.Fue una agradable sorpresa, por consiguiente, encontrar al autor de Soy leyenda detrás de esta historia fantástica y romántica, de este viaje en el tiempo sin máquinas ni cavilaciones acerca de excepciones cuánticas... Un escritor de guiones para la televisión de Hollywood, condenado por un cáncer terminal, parte sin rumbo fijo tras dejarle una carta a su hermano y anunciarle que ha decidido morir de un modo digno, eludiendo las vejaciones de un tratamiento inútil y humillante. Llega a un hotel en San Diego que se conserva tal como era a fines del siglo XIX y mientras lo recorre se demora en el museo, donde descubre el retrato de una mujer; queda embrujado por la imagen y decide investigar su historia. Tal vez pueda decirse que Richard Collier, el personaje, necesita enamorarse para demoler el puente que su vida tiende hacia la muerte y está muy próximo a ser concluido. Es posible que sólo se trate de impotencia ante el final inevitable. La mujer del retrato, averigua, fue una gran actriz cuya vida, bastante misteriosa, parece haberse transformado de un modo drástico a partir de algún episodio ocurrido entre el 20 y el 21 de noviembre de 1896. Y eso a él no lo deja indiferente. Haciendo poco caso a cualquier reparo interpuesto por la lógica, o por las objeciones del lector, Collier viaja físicamente al pasado, se encuentra con Elsie McKenna, la mujer del retrato y viven un romance fugaz y desesperado. En algún lugar del tiempo es el tipo de novela cuya trama se puede contar en ocho segundos, se puede leer en dos o tres sentadas pero que no se agota hasta que el lector no procesa todos sus elementos constitutivos. El talento de Matheson consiste en suspender la credulidad hasta el punto en que cada detalle de construcción, cada pensamiento del protagonista, encaja en el sitio que le estaba asignado.
No hay espacio para la indiferencia, aunque sería perfectamente respetable la óptica de un lector al que el oficio puesto en esta historia romántica lo dejara indiferente o hasta le pudiera resultar insoportable. No fue mi caso. En algún lugar del tiempo es triste, es dolorosa, es el tipo de novela que puede parecer demasiado simple o hasta banal, pero que justifica el uso de los recursos de los que nos provee la narrativa fantástica para meternos, desde la especulación y la conjetura, en repliegues del alma o de la mente inaccesibles por los canales habituales. Desde el punto de vista técnico se trata de un trabajo irreprochable. El autor utiliza una primera persona absoluta; excepto la nota de Robert Collier, el hermano de Richard, que precede al "diario" y el epílogo del mismo Robert, que "explica" los hechos desde el punto de vista de la racionalidad y que "desmiente" la historia, todo está narrado desde la perspectiva de Richard con una minuciosidad que por momentos exaspera, pero que es siempre efectiva. Para el que desee leer la novela pensando que se trata de la alucinación de un moribundo, perfecto, adelante. El propio Matheson proporciona la ruta. Robert dice: "No es de extrañar que Richard desarrollara la fantasía de haber viajado en el tiempo para reunirse con Elsie McKenna". Y luego: "Sabía que la muerte lo visitaría dentro de poco". La muerte es un gran arquitecto, creo. De fantasías, de terribles hazañas, de escapes imposibles. Matheson, conmigo, logró la no poco estimable proeza de convencerme, durante más de 300 páginas, de que si uno lo desea con suficiente intensidad puede lograrlo. O de que para escribir una magnífica novela fantástica lo único que hace falta es un poco de talento. Sergio Gaut vel Hartman
Publicado el: 08 agosto, 2006   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
  1. 1. Dikterion

    Sobre En algún lugar del tiempo

    No podido leer la novela, pero vi la película. Resulta sorprendente que Matheson, cuyo fuerte era el género fantástico, nos entregue una historia que, aunque tiene ingredientes del género, destaca sobre todo como historia de amor. Fascinante

    0 Puntuación lunes, 18 de febrero de 2008
X

.