Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de LOS RIOS PROFUNDOS

LOS RIOS PROFUNDOS

Reseña del Libro   por:geniodevilna     Autores: ARGUEDAS; JOSE MARIA
ª
 
Los ríos profundos (1956) es para muchos la síntesis más perfecta del mundo andino y el español. Su autor, el escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, concibe toda su literatura alrededor de un proyecto: un país dividido entre dos culturas (la andina, de origen quechua, y la urbana, de raíces europeas) que deben integrarse en una relación armónica de carácter mestizo. Y resulta ser en esta obra, Los ríos profundos, donde mejor se plasman los grandes dilemas, angustias y esperanzas que ese proyecto plantea. Se trata de una novela de formación articulada sobre dos pilares estructurales de dilatada tradición literaria, como son, por un lado el motivo del viaje y por el otro el del héroe adolescente que protagoniza el tránsito de la infancia a la edad adulta. Ambos motivos son de fácil rastreo a lo largo de la literatura, tanto aislados como combinados, arrancados, desde la Biblia y la épica clásica, pasando por la picaresca hasta llegar a la literatura del siglo XX. El viaje de Ernesto, el protagonista de la novela, pasa por tres etapas. La corta estancia en Cuzco conforma la primera etapa del viaje iniciático de Ernesto; Cuzco es ciudad sagrada y centro del mundo en el que se unen cielo y tierra. La segunda etapa es el largo peregrinar del protagonista siguiendo los pasos de su padre por toda la geografía del Perú. La estancia en Abancay constituye la tercera parte del viaje del protagonista; Abancay romperá la idea del orden natural que Ernesto había aprendido con los indios, porque en esa ciudad aparecerá materializado el mal. La última etapa del viaje de Ernesto consiste en la vuelta a emprender el camino que lo integra con las sierras, los ríos y el pasado, pues ese será, paradójicamente, su futuro. Son dos los narradores que relatan los diferentes capítulos de la novela. Uno es el mismo protagonista que narra su historia interior, y el otro es el narrador que narra la historia global. Pero se trata de un narrador no del todo omnisciente, de una omnisciencia restringida que no cuenta más allá de lo que podría saber Ernesto. Se ha vuelto común en la bibliografía señalar deficiencias en la organización de Los ríos profundos, inclusive entre aquellos que enaltecen su esplendor estético y la consideran la mejor novela de Arguedas.
Pero lo cierto es que lo que menos le falta a esta novela es una estructura definida, ya que no sólo dispone de una, sino de dos. Paralelo al deambular por el Perú y al proceso de formación de Ernesto, se halla un sistema de planos que, a veces interpuestos entre ellos, dan la clave al verdadero significado de la novela. En el primer plano se asemeja la biografía del autor con la vida de Ernesto, su alter ego en muchas de sus otras obras. Hijo de Víctor Manuel Arguedas Arellano (natural de Cusco) y de Victoria Altamirano Navarro, quedó huérfano de madre cuando contaba tan sólo con tres años de edad. Sin embargo esta orfandad le facilitó que estuviera al cuidado de los sirvientes indígenas, cuidado que se acrecentó al casarse su padre con Gimanesa Arangoitia, con la cual jamás congenió. Su padre, abogado errante, concedió la educación de su hijo a su madrastra. Pero Arguedas logró escapar del martirio que significaba vivir en la hacienda de ésta, refugiándose durante dos años en la hacienda de Viseca de su tío José Manuel Perea. En la cercana comunidad indígena de Utek', Arguedas viviría la época que recuerda como la más feliz de su vida. Esta etapa nutrió toda su existencia con imágenes idealizadas de integración con la naturaleza y una gran conciencia solidaridaria. Confirió al mundo andino rasgos de hogar, de vientre materno y protección paterna. Las figuras patriarcales de don Felipe Maywa y Victo Pusa condensarían en su memoria la plenitud humana y humanizante de Viseca y Utek' conforme se ve a lo largo de Los ríos profundos. Esta visión mágica, unitaria y animista del universo absorbida desde la niñez la integró en su obra como tema y materia de la narración así como también elemto estilístico del lenguaje narrativo.
Publicado el: 13 julio, 2006   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    figuras literarias de los rios profundos Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    quiero encontra figuras literarias de la obra rios profundos Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    qiero hacer un ensayo de la obra y no se como empezar y terminar Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    como es un ensayo de los rios profundos Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    cuales son las figuras literarios de la obra Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    cual fue su mejor amigo de ernesto ( 2 Respuestas ) Ve todo
  1. Respuesta  :    florcita polo miércoles, 21 de noviembre de 2012
  1. Respuesta  :    fue antero martes, 13 de diciembre de 2011
  1. Responde   Pregunta  :    cual es el tema central???? Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    POR Q ESTA TAN COMPLICADO ME DIERON PARA LEER Y NO LO HIZE Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    ¿QUE SIGNIFICA BARBARA? Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    Cual es la problematica y la hipotesis que se plante mucho me ayuda esto ah._. Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
  1. 1. Arnaldo

    Los Rios Profundos

    Una narración sencilla y natural, que realza las cualidades de los elementos de la naturaleza sin hiperbolizar. Hasta la mitad del libro, la escena en que las lugareñas despiden a Ernesto cuando se va con su padre es la parte que más sensibila.

    0 Puntuación sábado, 28 de mayo de 2011
X

.