Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de El Papa Urbano II y la Primera Cruzada

El Papa Urbano II y la Primera Cruzada

Reseña del Artículo   por:Donanfer     Autor : Anònimo
ª
 
Urbano II fue el  Papa que impulsó las Cruzadas Proveniente de la nobleza francesa, era miembro de la Orden de Cluny cuando fue nombrado Sumo Pontífice en 1088. Las cruzadas eran acaso el fenómeno por sus características más representativo de la “Edad Media”: milicias “cristianas” de occidente que marchaban a “Tierra Santa” para erradicar del control de los musulmanes los lugares “sagrados”, ( los “peregrinos” devotos, fieles a Cristo no tenían libre acceso para llegar a ellos. Fue  el monje Pedro el Ermitaño, fiel agente publicitario del Pontífice, quien alentaba a promover la primera cruzada. Por fin, cuando promediaba agosto, la fila larguísima, casi interminable se ponía en marcha. Por todas partes resonaba el grito: “Deus vult! Deus vult!”, “¡Dios lo quiere!” Ese es el bramido que llenaba el aire cuando, a los tres años, en 1099, Jerusalén resultó tomada y sus habitantes fueron masacrados. Mucho tiempo después , los musulmanes recobraban la ciudad, reconquistándola  nuevamente. Cuatro décadas más tarde, y con otra cruzada, regresó a manos de los cristianos: de 1228 a 1244. ¡Pero resultó ser la última vez! Después de esto, se lanzaron dos cruzadas más, pero fracasaron y toda la empresa llegó a su fin en 1270. Otras pueblos y otras ciudades , que habían permanecido en poder de los cristianos, también fueron retomados por los musulmanes y, antes de que el siglo culminase, todo lo conquistado regresó a las manos de ellos. Dos siglos de cruzadas por fin habían transcurrido . La cuarta cruzada, la de 1204, se había consagrado al saqueo de Constantinopla, una ciudad adepta. Oficialmente hubo ocho cruzadas, pero entre la cuarta y la quinta resultó  la más infame y vergonzosa de todas: la cruzada de los niños. Incontables infantes perdieron la vida  o fueron cedidos a Egipto como esclavos, siendo vendidos en transacciones por demàs execrables. Las cruzadas tuvieron muy pocos resultados positivos, pero muchos negativos.En 1095 el Papa Urbano reunió un concilio en Clermont, en el que pronunció un discurso incitando a todos los cristianos a recuperar los lugares sagrados de Palestina de manos de los turcos seléucidas de religión islámica, y espoleando la  exaltación con la aquiescencia de indulgencias y las ventajas económicas que ofrecería la colonización de un territorio fértil y apenas poblado. La apelación a una cruzada cristiana contra el Islam en «Tierra Santa» respondiò al pedido de apoyo del emperador de Bizancio, Alejo I Comneno, subordinado a la coerción militar del sultanato de Iconio. Una nutrida excursión de caballeros de Francia, Normandía, Lorena y Flandes, encabezada por Godofredo de Bouillon, Balduino de Flandes, Roberto de Normandía, Raimundo de Toulouse y otros, partiò al año siguiente hyacia ORIENTE; viajaron hasta Constantinopla, penetraron en Asia Menor, dominaron al sultán en la batalla de Dorilea, vencièndolo; se apoderaron de Nicea, Antioquía y, finalmente, Jerusalén (1099). Los cruzados  prorratearon los territorios conquistados, repartiéndoselo y  crearon asì varios estados cristianos en Siria y Palestina.
El papa Urbano II murió en aquel mismo año, sin saber jamàs que los cruzados se habían adueñado de la ciudad santa; pero su idea subsistió en la Cristiandad por espacio de dos siglos. El Pontìfice  proclamó la Primera Cruzada en el Concilio de Clermont, en Francia, el 27 de noviembre del año 1095. A los ojos del Santo Padre se trataba  de una obstinación bienaventurada  de expulsar a un pueblo esclavizado por los demonios. Los turcos de Seljuk habían ocupado las tierras sagradas. Desde la tiara del Pontífice  Gregorio VII y la siniestra Batalla de Manzikert, en la que fueron derrotadas las fuerzas bizantinas, los emperadores orientales habían solicitado a Roma, ayuda Al papa Gregorio VII   le habìa llegado el turno de  actuar. El Viejo Continente Europa no era para aquel entonces, más  que un incesante campo de batalla incesante, sumido en infinitas  guerras e interminables conflictos difíciles de resolver. La intención era unir a las facciones feudales contra el enemigo común para así mitigar el riesgo de nuevas guerras y reorganizar los recursos y las energías exclusivamente contra los musulmanes. Llevar la guerra a los infieles era una contienda digna de llevarse a cabo. El Papa Urbano II hizo un llamamiento a todos los cristianos, ya fuesen caballeros, lacayos, rico o pobres, e incluso a los saqueadores. Los terratenientes que formaron parte de la Cruzada se vieron recompensados ya que sus explotaciones quedaban protegidas y garantizadas por la Iglesia, no sea que sus tierras intentaran ser robadas en su ausencia. A los saqueadores que participaran en la Cruzada, se les perdonarían sus castigos y deudas Nicea sería liberada de los musulmanes en el 1097, y en el 1099 el ejército cruzado llegaría a las puertas de Jerusalén. La batalla originó un baño tremendo de sangre, y muchos de los prisioneros fueron decapitados. Muchas de las crónicas de la época relatan que los soldados que sobrevivieron a la batalla llegaban a Jerusalén con sangre hasta la altura de los tobillos. En marzo del año 2000, el Papa Juan Pablo II se excusó por los pecados llevados adelante por la Iglesia, incluyendo las Cruzadas. La primera Cruzada dio lugar a ciento cincuenta años de intensa actividad y batallas. Aún así la Cruzada no terminó ni con el cisma ni con las guerras privadas que asolaban Europa. No obstante sí impulsó una nueva era del comercio, un beneficio significativo que allanó el camino hacia la gran prosperidad europea.
Publicado el: 11 marzo, 2009   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    que recompesa se ofecia al sumarce a la cruzada Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    ¿que remcompensas se ofrecía a quienes su sumaron a las cruzadas? Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    ¿A quiénes llamó barbaros Urbano II? ¿Por qué crees que tuvieron eco sus palabras? ¿Consideras lícito matar en nombre de una religión? Explica tus razones. ( 1 Respuesta ) Ve todo
  1. Respuesta  :    a los mulsumanes que umillababrutalmente aloscristritiano domingo, 08 de julio de 2012
  1. Responde   Pregunta  :    cuando termomaron las cruzadas Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    ¿Aquienes llamo barbaros el papa urbano II? ( 1 Respuesta ) Ve todo
  1. Respuesta  :    a los mulsumanes que tenian a los cristinos en condiciones humillantes y brutal domingo, 08 de julio de 2012
  1. Responde   Pregunta  :    Es posible saber, siquiera aproximadamente, cual fue el número de muertos de cada bando durante la primera curzada? Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.