Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de Las seis esposas de Enrique VIII (Primera Parte)

Las seis esposas de Enrique VIII (Primera Parte)

Reseña del Libro   por:Donanfer     Autor : Donanfer
ª
 
Las seis esposas de Enrique VIII (Primera Parte)
El rey Enrique VII y su esposa Isabel de York -hija del rey Eduardo IV- tuvieron siete hijos, de los cuales cuatro llegaron a la adultez: Arturo, Margarita, Enrique y María. En noviembre de 1501 Arturo, príncipe de Gales, fue casado por Enrique VII con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, en un intento de establecer una alianza con España. Arturo tenía quince años y Catalina estaba a punto de cumplir dieciséis. El matrimonio entre ambos fue brevísimo, pues Arturo murió en abril de 1502.Enrique VII deseaba mantener la alianza con los reyes de España, así que propuso, para ahorrar tiempo, que Catalina volviera a casarse, esta vez con Enrique, hermano de su difunto esposo. A los ojos de la Iglesia, tal matrimonio hubiera sido incestuoso, pues legalmente Enrique y Catalina eran hermanos. No obstante, para ese entonces Enrique VII había perdido interés en la alianza con España, así que "cajoneó" la realización del matrimonio. Parece que de todos modos, el príncipe Enrique deseaba a Catalina como esposa. Así que al morir Enrique VII en abril de 1509, Enrique se convirtió en rey con el nombre de Enrique VIII; todavía no había cumplido los dieciocho años. Enrique y Catalina tuvieron cuatro hijos, de los cuales solo una hija, María, llegó a la adultez. En 1525, Enrique, de treinta y cuatro años, conoció a Ana Bolena, una de las damas de compañía de Catalina, que tenía veintino. Al principio, Enrique intentó convertir a Ana en su amante, pero Ana se negó. Enrique había tenido muchas amantes -entre ellas la propia hermana mayor de Ana, María-, a quienes había terminado abandonando al poco tiempo. Ana no quería seguir su camino, y se negó a entregarse al rey a menos que la convirtiera en su esposa. La obsesión de Enrique por Ana y su deseo de conseguir un heredero varón lo llevaron a pedir al Papa Clemente VII la anulación de su matrimonio con Catalina en 1527. El argumento era diametralmente opuesto al que había usado años antes para contraer el matrimonio: que Arturo y Catalina habían consumado su unión, por lo que el segundo matrimonio de Catalina con Enrique era nulo. Así que durante varios años se negó a responder al pedido de Enrique. Enrique VIII se separó de Catalina en julio de 1531 y se casó en secreto con Ana en enero de 1533. Harto de esperar, hizo que el arzobispo de Canterbury anulara el matrimonio con Catalina en mayo del mismo año. Con esto, nació la Iglesia Anglicana.Ana fue coronada reina de Inglaterra en junio de 1533, y en septiembre dio a luz a su hija Isabel. Temiendo que María, la hija de Enrique y Catalina, eventualmente le arrebatara el trono, hizo que fuese desheredada. María, de 17 años, odiaba a su madrastra, a quien llamaba "la amante de mi padre", mientras que Ana la llamaba "la hija bastarda de mi esposo".En cuanto a Catalina, fue privada de su título de reina y se la trató oficialmente de viuda de Arturo, conservando sólo el título de princesa de Gales. Se la recluyó en varios castillos remotos, impidiéndole ver a su querida hija María; Enrique no hizo esto por sadismo, sino para obligarla a reconocer la nulidad de su matrimonio. Pero Catalina siempre se negó a hacer tal cosa, llamándose a sí misma en todas sus cartas y documentos, "Catalina, reina de Inglaterra". Murió en enero de 1536; en su momento se sospechó que Ana la había envenenado. Enrique y ella no asistieron al funeral ni permitieron que María estuviera presente. Ana aportó a la corte inglesa un toque de distinción y magnificencia -fue una suerte de Jacqueline Kennedy del siglo XVI- ausente con la anterior reina. Ana gastaba enormes sumas en joyas, vestidos y en la remodelación de sus castillos. La familia Bolena era rica y poderosa. Pero Ana fue tan incapaz como Catalina de darle a Enrique un heredero varón. En 1536, en el día del funeral de Catalina, Ana dio a luz prematuramente a un hijo muerto y, según los rumores, deforme. Fue el principio del fin, pues Enrique se convenciófirmemente que su matrimonio con Ana era impío. En abril de 1536 un músico al servicio de Ana llamado Mark Smeaton fue arrestado por Thomas Cromwell, el ministro más poderoso de Enrique. Él y Ana habían sido aliados (Cromwell era protestante y deseaba liberar a Inglaterra del "yugo" del Papado, por lo que apoyó el segundo matrimonio de Enrique), pero luego se convirtieron en enemigos. Bajo tortura, Smeaton confesó ser amante de la reina y dio otros cuatro nombres, entre los que estaba el propio hermano de Ana, Jorge; todos terminaron detenidos. El 2 de mayo, la propia Ana fue arrestada.Los juicios fueron rapidísimos. También dijo que en adelante sería conocida como La Reine sans tête ("La reina sin cabeza").Ana afrontó la muerte con bastante calma. Su muerte fue anunciada a Enrique con un cañonazo, pues él se negó a estar presente en la ejecución. El 30 de mayo de 1536, solo once días tras la muerte de Ana, Enrique, de cuarenta y cinco años, se casó con Juana Seymour, de veintiocho . Juana había sido dama de compañía de Catalina y de Ana, y había atraído la atención del rey por su belleza y su buen carácter. El matrimonio de ambos fue breve, pero feliz.
Donanfer
Publicado el: 17 noviembre, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.