Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de El Decamerón, jornada sexta

El Decamerón, jornada sexta

Reseña del Libro   por:Martin Lucas Perez     Autor : Giovanni Bocaccio
ª
 
La reina Elissa pide que comience la serie de narraciones sobre las ocurrencias que salvan a las personas de un aprieto. 51. A BUEN ENTENDEDOR (Filomena). A la ocurrente dama Oretta la invita a subir a su caballo un caballero que parece tener pretensiones sobre ella pero que se expresa de manera torpe y repetitiva. Aunque al principio acepta, harta de su charla la mujer le dice con segundas que la deje continuar a pie porque su caballo tiene el trote algo duro. 52. LA RESPUESTA DEL HORNERO (Pampinea). Un discreto hornero, famoso por su sensatez, se niega con una frase sutil a enviarle a un noble una muestra de su excelente vino porque el criado encargado de llevar el pedido ha elegido para ello un grosero garrafón, con la intención de quedarse algo para él. 53. MADONNA NONNA Y EL OBISPO (Lauretta). En una ocasión, un ávaro acepta que su esposa se acueste con un caballero catalán a cambio de una cantidad de dinero y lo que recibe son monedas falsas. Un obispo, emparentado con aquella mujer, pregunta una vez a una dama en tono desagradable si cree que ella se resistiría a tal caballero. Ella responde que tal vez no, pero en todo caso exigiría moneda buena. 54. LAS PATAS DE LA GRULLA (Neífile). Un señor caza una grulla y la manda guisar a su cocinero. Éste no se resiste a los ruegos de su amante y acepta darle una pata. Cuando la sirve y el amo le pregunta por la pata que falta, él insiste en que las grullas sólo tienen una. Al día siguiente, el señor lleva el criado al lago y, como están apoyadas en una pata, el hombre sigue insistiendo en su historia. El señor grita "¡ah!" y las grullas sacan la otra pata echando a volar. El cocinero se defiende: "si ayer hubieráis gritado lo mismo, también la otra grulla habría sacado la otra pata". 55. GIOTTO Y EL JURISCONSULTO (Pánfilo). Con muy poco tacto, el feo jurista Rabatta dice al feo e insigne pintor Giotto, al ver que los harapos de campesino que se ha puesto para resguardarse de un chaparrón aumentan su triste imagen, que quien le viera no podría decir que se trata del mejor pintor del mundo. Giotto responde que sólo podría decirlo quien "al veros a vos adivinara que sabéis el ABC". 56. LOS BOCETOS DE DIOS (Fiammetta). Un joven dice "probar" que la familia Baronci, famosa por su fealdad, es la más noble, con el siguiente razonamiento: cuanto más antiguos son los hombres, más nobles son, y no hay duda de que los Baronci son los más antiguos porque tienen los rostros desproporcionados como diseñados por niños que todavía no han aprendido todavía a dibujar, es decir, Dios los hizo cuando todavía estaba aprendiendo a pintar. 57. LA VIRTUD DE HABLAR A TIEMPO (Filóstrato). Sorprendida en brazos de su amante, en una ciudad donde el adulterio se castiga con la hoguera, una dama se libra de la condena e incluso hace que cambien la ley, a pesar de que reconoce su culpa, gracias al siguiente argumento: la ley no la hacen las mujeres y ni siquiera se hace pensando en ellas; una mujer se basta para satisfacer a varios hombres; su marido no tiene queja de que ella le sirve en el lecho cuanto quiere; así que.
.. "¿qué debo hacer con lo que me sobra?, ¿no es mejor dárselo a un caballero que me ama más que a sí mismo, antes que dejarlo perder o estropear?" 58. EL ESPEJO INUTIL (Emilia). Una arrogante joven regresa precipitadamente de su paseo porque no le gusta la gente, le molestan sus olores y dice que no soporta estar entre personas antipáticas. Su tío le responde que entonces no se mire al espejo, pero ella no entiende lo que quiere decirle y sigue tan soberbia y estúpida como siempre. 59. UNA RESPUESTA DE GUIDO CAVALCANTI (Elissa). Cuando unos jóvenes le preguntan con ironía sobre su supuesto empeño en demostrar a toda costa la inexistencia de Dios, el filósofo Cavalcanti responde que pueden decir lo que quieran puesto que se encuentran en su casa, lo que deja a los muchachos desconcertados porque en realidad se encuentran en la calle, al lado de un cementerio. Otro hombre les aclara que les ha querido decir que son tan ignorantes como un muerto. 60. LA PLUMA DEL ARCANGEL (Dioneo). Un fraile promete a sus feligreses que al día siguiente les mostrará una valiosa reliquia que tiene guardada y que es nada menos que una pluma que se le cayó al Arcángel San Gabriel en el momento de la Anunciación. Unos bromistas registran su casa y encuentran una pluma de papagayo en un estuche y la sustituyen por unos carbones. Cuando el fraile va a abrir la caja ante sus fieles y ve los carbones, no se le ocurre otra cosa que decir que ha confundido el estuche de la pluma del Arcángel con unos carbones que tiene que sobraron de la parrilla de San Lorenzo, y que también tiene poderes milagrosos. Y los feligreses reciben la estafa con todo entusiasmo. La reina traslada su laurel al pícaro Dioneo, que comenta que encontrarán en el ajedrez a mejores reyes que él y fija como tema para la siguiente jornada el de las burlas que las esposas hacen a sus maridos.
Publicado el: 09 noviembre, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    cuales son los personajes de la sexta temporada? Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    cual es el personaje principal de la sexta jornada Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    como consigue cisti que micer geri pruebe el vino? Ve todo
  1. Responde   Pregunta  :    quien es el autor del cuento la pata de la grulla Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.