Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de María Sabina, la sabia de los hongos

María Sabina, la sabia de los hongos

Reseña del Libro   por:sinopticom     Autor : Alvaro Estrada
ª
 
El autor, indio mazateco, de lengua natal mazateca, recogió de labios de María Sabina el relato de su propia vida! En el libro publicado a finales de los 70’s, esta “sabia” octogenaria, ágrafa,’ nos cuenta cómo ha sido su vida, de sus antepasados y de su dura infancia, de sus dos esposos que partieron, de cómo conoció los hongos y se le revelaron en un acontecimiento tan dramático como el de Saulo en el camino de Damasco, y de todo lo que siguió hasta ahora, cuando al fin su peregrinar en este mundo se acerca a su término. El relato que María Sabina ha hecho al señor Estrada y que éste ha traducido para nosotros es (lo cual no es poca cosa) exacto, por lo que se me alcanza, en el sentido en que puede considerarse exacta la memoria de cualquier persona ágrafa. María Sabina pertenece a la prehistoria, a la protohistoria, casi sin fuentes documentales para verificar su memoria sin ayuda. Teniendo en cuenta su avanzada edad y el hecho de ser ágrafa, es un logro notable. Lo que es más: de estas páginas se desprende algo inapreciable, el retrato de una persona que tuvo una genuina vocación religiosa y la llevó adelante hasta el fin de sus días. ¿Quién sabe? El caso es que caso María Sabina legó a ser muy famosa entre los personajes de su tiempo. Quizá su nombre y lo que representó persistan grabados en la mente de los hombres. Probablemente no es única, salvo en que, entre los chamanes de primera categoría de México, ha permitido hacerse conocida más allá de los confines de su séquito personal en tierra mazateca. El drama de su estancia en este mundo necesitaba ser asentado en letra impresa y esto lo ha hecho admirablemente Estrada. En la historia de su vida, María Sabina no tiene una palabra que decir acerca de la fuente de sus versos, de sus cantos. Para el mundo moderno, preguntas así se imponen. Para ella no existen. Cuando se le pregunta al respecto, su respuesta es sencilla: las cositas (honguitos sagrados) le dicen qué decir, cómo cantar. El abuelo, el bisabuelo de María Sabina fueron notables chamanes, también su tía y tío abuelos. No hay duda acerca de dónde aprendió la sabia sus cantos, sin esfuerzo. Desde la infancia, sus melodías y versos son la trama y la urdimbre de su ser. Pero esto no es todo. En 1967 Alfredo López Austin, distinguido nahuatlato, publicó en HistoriaMexicana sus “Términos del nahuallatolli”, donde presentó una lista de los términos reunidos por Hernando Ruiz de Alarcón en 1629 en su Tratado de las supersticiones de los naturales de esta Nueva España.
En este Tratado, que se ocupa de la cultura náhuatl, R. Gordon Wasson (estudioso de Sabina) encuentra notables correspondencias con sus veladas., cual ser: 1) detenida autopresentación (por usar la palabra de López Austin), que en el caso de María Sabina comienza con profesiones de humildad y asciende a asertos de poder y aun de capacidad de hablar con seres sobrenaturales casi en términos de igualdad. 2) Ruiz de Alarcón señala cómo el sabio náhuatl insiste en el amoxtli, “libro”, como procedimiento para llegar al conocimiento secreto que usa. María Sabina emplea la palabra española “libro”, para el cual no hay hoy palabra en mazateco. Cuenta mucho en su mundo místico. Los amoxtli de Ruiz de Alarcón son los códices pintados a mano de los nahuas, que eran vistos con inmensa reverencia en el momento de la conquista. Como ha señalado Henry Munn, la Biblia y otros libros litúrgicos de la iglesia parroquial de Huautla han remplazado a los códices de otro tiempo como foco de adoración, pero en la mente de María Sabina se ha generado un “libro” místico que le pertenece específicamente y que puede proceder de los amoxtli de tiempos anteriores a la conquista. 3) Alfonso Caso informa en su ensayo“Representaciones de hongos en los códices” (Estudios de núhuatl,vol. IV), está recibiendo de manos de Quetzalcóatl el donde los divinoshongos. En la conciencia de María Sabina, y probablemente de otros sabios florecientes hoy, hay una síntesis completa de las religiones cristiana y anteriores a la conquista. Debe recordarse cuán antiguo debe de ser el culto de los hongos adivinatorios de Mesoamérica: la habilidad de los indios como yerberos no era novedad cuando Cortés cayó sobre ellos. Conocían empíricamente las propiedades de todas las plantas que había a su alcance, con precisión El hombre antiguo dependía de tal conocimiento para sobrevivir.
Publicado el: 03 octubre, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Traducir Enviar Enlace Imprimir
X

.