Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de EL MILLONARIO INSTANTÁNEO

EL MILLONARIO INSTANTÁNEO

Reseña del Libro   por:LolaSinDudas     Autor : Mark Fisher
ª
 
´"Había una vez un joven brillante que quería hacerse rico." Así comienza un librito baratísimo que, en pocas páginas y menos capítulos, promete concedernos todos aquellos bienes que anhelamos, como si de un genio de la lámpara se tratara o tratase.
(Pero, ojo, hay que creerse un joven brillante y es preciso querer hacerse rico .)
La historia arranca con nuestro joven (y brillante) protagonista hastiado hasta la médula de su trabajo, cansino, rutinario y con pocos visos de progreso pecuniario. Mucha faena, poca retribución.
Casualmente, el muchacho —que luego resultará ser el autor del libro— tiene un tío ricachón al que se decide a visitar para pedirle un préstamo.
El tío ricachón se lo niega pero, sin embargo, lo despacha hacia la mansión de un anciano aficionado a la jardinería llamado El Millonario Instantáneo, el cual, presumiblemente, le proporcionará las directrices oportunas para salir de su penuria económica.
—Para ser rico —le dice su tío antes de que parta a ver al anciano— el primer requisito es QUERER SER RICO MÁS QUE NADA EN EL MUNDO.
(Dicho de otro modo: es obligatorio venderle nuestra alma al diablo.)
—También necesitas saber CÓMO —añade el tío.
Dicho lo cual le refresca que todo el mundo quiere ser millonario, pero nadie (o muy pocos) dedican parte de su tiempo a pensar CÓMO conseguirlo.
Nuestro joven brillante se presenta, pues, al Millonario Instantáneo, un viejecito singular, espabilado y con mucho mundo, que le va soltando una tras otra máximas que el muchacho debería incorporar a su comportamiento si de verdad desea hacerse rico.
Sin ánimo de ser exhaustiva, la lista de las citadas máximas sería la siguiente:

1) No tener miedo a pedir las cosas que precisamos, insistiendo en ellas todo lo que sea menester y más.
2) Estar seguros de que amamos hasta la saciedad la actividad que (confiamos) nos va a generar extensos dividendos.
3) Usar el dinero de los demás para amasar nuestra fortuna. (Eso no significa apañárselo, sino pedir préstamos, buscar inversores...)
4) Hacer las cosas al momento, y no esperar las condiciones perfectas para que todo encaje (porque nunca se dan, entre otras cosas)
5) "Si usted quiere triunfar en la vida, tiene que estar bien seguro de que no tiene más alternativa. Tiene que sentir que está contra las cuerdas." (Lo entrecomillo porque está tal cual.) Pues eso: no se puede conformar usted con menos de un éxito clamoroso.
6) Es importante ser cauto porque se evitarán errores. Pero la cautela no debe impedir el acceso a las buenas oportunidades. Se necesita, por tanto, adquirir experiencia en la gestión de riesgos.
7) Sea legal: no es lo mismo ser hábil en los negocios que ser un desaprensivo o un estafador.
8) No esconda su dinero rácanamente. Recuerde la Ley de la Abundancia: la pasta debe correr libremente para que pueda multiplicarse.
9) Manténgase alerta de las oportunidades y golpes de suerte, y aprovéchelos sin vacilar.
10) La vida nos da exactamente lo que le pedimos. Pero en realidad está dispuesta a darnos mucho más. Así que ¡láncese y a por todas!
No obstante lo anterior (que no es descubrir América, todo sea dicho), el jamón de jabugo del texto lo constituyen varios SECRETOS... la piedra angular d el método , por llamarlo así: a) CONCÉNTRESE EN UN META ECONÓMICA QUE SEA ESPECÍFICA Y GENEROSA; debe parecer ambiciosa y, a un tiempo, estar a su alcance. Determine además un plazo para cumplir dicha meta: día, mes y año.
El SECRETO de la materialización de esa meta reside en las palabras, mejor dicho, en la repetición de las palabras o autosugestión. Las palabras son omnipotentes: no necesitan ser verdad para que tengan efecto sobre la gente (¡así va el mundo!); pues cuando el magín y la lógica están en conflicto, el primero es el que triunfa.
b) APRENDA A DISTANCIARSE DE LOS PROBLEMAS, de manera que entren dentro de una perspectiva. No se los tome jamás a título personal, haga como si fueran con otro. Ningún problema debe ser tan importante como para traumatizarle.
c) EL DINERO ES UN BUEN SIRVIENTE Y UN MAL AMO. Debe asegurarse usted de que el dinero le hace feliz; si no es así, está yendo hacia atrás.
¿Cómo saber si uno es feliz? Memento mori . Pregúntese esto:
Si me fuera a morir esta noche ¿podría responderme a mí mismo en el instante de mi muerte que he conseguido todo lo que me había propuesto para hoy?
El SECRETO de la felicidad es, siempre según el autor, vivir como si cada día fuera el último, como si sus horas estuvieran contadas (pues, en última instancia, lo están).
d) APRENDA A CONCENTRARSE. Para ello olvide el pasado y soslaye el futuro. Concentre su mente en el presente: es el único modo de que no se le pase nada por alto. La práctica constante de la concentración fortalecerá su mente y contribuirá a que todos los problemas que le acechen se vuelvan minúsculos.

Por último, el Millonario Instantáneo se pone místico y nos propone que nos identifiquemos con Dios, símbolo por excelencia del poder supremo. Nos anima, asimismo, a que conversemos con la Dama de la Fortuna y que le pidamos lo que queramos. Hay que reconocer que al autor del libro le ha ido bien económicamente: la edición que yo leí hace unos años era la décimocuarta. Puede que siguiera las indicaciones que le diera en su momento el Millonario Instantáneo.

Sea como sea, se trata de un pequeño gran libro: Lola sin duda lo leería.

Publicado el: 25 agosto, 2007   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
  1. Responde   Pregunta  :    en donde lo puedo conseguir Ve todo
Traducir Enviar Enlace Imprimir
  1. 1. juve

    millonario instantaneo

    gigantescas palabras para tan corto libro exelentisimo a mi parecer

    0 Puntuación lunes, 21 de enero de 2008
X

.