Buscar
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Crea una cuenta de Svoong desde cero

¿Ya eres miembro? Iniciar sesión!
×

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

O

¿No eres miembro? Registro!
×

Registro

Utiliza tu cuenta de Facebook para un rápido registro

O

Iniciar sesión

Ingresa utilizando tu cuenta de Facebook

Shvoong Principal>Libros>Reseña de el chiste y su relacion con lo inconsciente

el chiste y su relacion con lo inconsciente

Reseña del Libro   por:silvirene     Autor : freud sigmund
ª
 
Hace más de un siglo, Freud escribió el libro El chiste y su relación con lo inconsciente. Allí diferencia al chiste de lo cómico y del humor. Lo central del humor se puede resumir en una frase que dice : miren al mundo que parece tan peligroso, no es más de un juego de chicos, digno apenas de que sobre él se haga un "Witz". Vale decir que El humor no es resignado. Es rebelde. Con él triunfa el principio de placer sobre la crueldad de las contingencias de la realidad. Freud describe algunas de las características del humor. La grandeza es una de ellas, que no está en el chiste ni en lo cómico. La grandeza reside en el triunfo del narcisismo y en la afirmación victoriosa de la invulnerabilidad del Yo. Del chiste sabemos que constituye una puerta de entrada a lo inconsciente, y que mantiene semejanzas y diferencias con el humor y la comicidad. Entre las semejanzas se encuentra el efecto risible y placentero con el cual casi todos gozamos, producido por un ahorro en la economía psíquica. El chiste, a diferencia del humor, compromete a un tercero; allí se pone en juego otra instancia. El chiste tiene una técnica, escondida tras el texto que se muestra; en todos los casos el efecto risible aparece tras el sorpresivo remate. El efecto del chiste requiere que el sujeto acepte participar en las leyes que lo rigen. Allí radica su importancia y su valor, además de tratarse de una producción singular que puede abrirnos un camino a la subjetividad. Además, el chiste no llama a la asociación. El chiste abrocha sentido, tiene ese efecto de cita -cita una parte de lo que ya fue dicho- y ese plus poético de significación- dice algo en más que cada uno entiende como puede, si es que puede-. Después del chiste no hay que agregar más, no hay posibilidades de preguntar qué se le ocurre. El momento del remate es un momento donde se produce el nexo entre lo que se venía diciendo sin saber y lo que se termina diciendo sin querer. Podríamos decir que el chiste lo hace el analista al interpretar lo que el paciente venía diciendo, sin ser por esto ser un humorista. El analista es aquel que cuida de los nexos, lugar que viene a suplementar la regla fundamental de la asociación libre. Freud dice: del nexo soy yo quien cuida. Lo cómico tiene otro estatuto. La comicidad viene con el tropiezo: a veces en el decir, no pocas veces el que tropieza es el cuerpo.
En este caso, es difícil esconder la caída vergonzante, como tantas veces ocurre con la palabra. Se me ocurre que el lapsus, pensado como tropiezo discursivo, es del orden de lo cómico. Freud insiste: Todo descubrimiento de lo Inconsciente produce risa, aunque la cuestión de la que se trate no sea para nada graciosa, sino más bien dramática, y hasta tal vez trágica. Freud considera ese efecto risueño como una confirmación de lo interpretado. Pero a la vez es como si se preguntara con cierta perplejidad: ¿De que se ríe...? Cuando Freud hacía interpretaciones, muchas veces recibía por respuesta la sorpresa del paciente, incluso creían que se trataba de una broma de Freud. En el Chiste siempre hay tres. Eso forma parte de su estructura misma. El chiste se dirige a un tercero. La idea del tercero es un modo freudiano de introducir la dimensión del Otro. El chiste, al igual que los significantes no es de nadie... y es de todos. Se comparte, viene del Otro, y compensa por un instante la soledad del hombre. Por el lado de lo cómico es suficiente con dos. No hay tercero, por eso abre a otra dimensión: al narcicismo. Lo cómico devela, descarga, muestra lo oculto, desnuda, degrada, hace caer la prestancia de personas eminentes. Se sirve para ello de la caricatura, la parodia, la exageración, el disfraz. En el humor hay algo del chiste, es decir que funciona allí el Inconsciente con sus mecanismos. Pero lleva también a esa dimensión propia de lo cómico, donde se trata de velar o develar una verdad. El humor consiste en que en una situación cuyo desenlace produciría intensos sentimientos o emociones (dolor,susto, terror, ira, disgusto, desagrado, desesperación, etc), el humorista hace un chiste. Ello le permite un "ahorro" de esos sentimientos.
Publicado el: 14 febrero, 2006   
Por favor, calificar : 1 2 3 4 5
Comentario Traducir Enviar Enlace Imprimir
  1. 1. julio jueves

    chiste

    muy buena reseña

    0 Puntuación lunes, 24 de septiembre de 2007
X

.